¿Y cómo te sientes últimamente?

¿Por qué nos cuesta tanto hablar de cómo nos sentimos realmente?

¿Será que tememos que no le interese nadie o es que ni siquiera nosotros mismos sabemos cómo nos sentimos?

No hay emociones buenas o malas, en todo caso más o menos agradables, pero todas nos están mandando un mensaje que podemos conocer, nos ayudan a «sobrevivir», a crecer, a enriquecernos, a conocernos más a nosotros y a los demás, a darnos cuenta del tipo de relación que estamos estableciendo y a mucho más.

💓¡Está bien sentir!💓

Deja un comentario