El Miedo como Monstruo

Hazte amigo de tus miedos.

Permítete sentir el miedo en tu cuerpo. Obsérvalo e identifica cómo se manifiesta, en qué partes de tu cuerpo, cómo reaccionas, ¿te sudan las manos?, ¿se te acelera el corazón?, ¿te tiembla la voz?, ¿te sonrojas?, ¿qué es lo que te sucede a ti cuando sientes miedo?

Cuando lo tengas bien identificado date cuenta que es solo una sensación corporal, no te vas a morir por ello y empezarás a ser capaz de afrontarlo.

Se trata de normalizarlo como una simple emoción incómoda y pasajera.

Elige amar y confiar ❤️🙏

Deja un comentario