Micromachismos

La mayoría de las violencias que sufrimos las mujeres diariamente, se encuentran en la parte del iceberg que está sumergida en el agua, es decir, aquella que no es visible a simple vista. Aquí se alojan las violencias más comunes y más cotidianas que son conocidas como formas sutiles de violencia en tanto son violencias aceptadas socialmente y por ello vinculadas a lo que se conoce como micromachismos.

Los Micromachismos se trata de comportamientos y actitudes que humillan y desvalorizan a la mujer, basados en una supuesta superioridad del hombre.

Contar chistes sexistas es reproducir el machismo, consumir publicidad sexista es reproducir el machismo, utilizar lenguaje sexista es reproducir el machismo, ser consciente de los micromachismos que nos atraviesan y no hacer nada al respecto para eliminarlos, también es reproducir el machismo.

Muy comúnmente las mujeres no tenemos claras las barreras que existen entre el machismo y nuestra integridad y por eso no somos capaces de ponerlas: se puede decir “no” cuando no quieres algo; se puede decidir sobre tu cuerpo, aunque la familia, la iglesia, la pareja, quien sea digan lo contrario; se pude denunciar a cualquiera por el más mínimo acoso/violencia a tu persona, aunque tu agresor y las instituciones que lo respaldan te ignoren.

Deja un comentario