Sí, hay salida

La depresión puede convencerte de que tu dolor es eterno y está destinado a oprimirte por el resto de tus días. Es cuando estás en ese lugar horriblemente oscuro, creyendo la película de tu mente: una vida de espantosa agonía, donde tus pensamientos se vuelven suicidas, porque la depresión te ha convencido de que No hay salida.

¿Pero qué crees? ¡Si hay salida!

Deja un comentario