Conexión con nuestra madre

No hay nada que sobrepase a la madre. 
La conexión con ella es la base de todo éxito en la vida»
Bert Hellinger

Captura de pantalla 2019-05-10 a la(s) 11.00.42

A partir de sus observaciones en su trabajo sistémico con las familias, el filósofo alemán Bert Hellinger llegó a la conclusión que muchas personas se encuentran des-conectadas de su madre y/o padre, y que esto dificulta los vínculos que establecemos con otras personas también, especialmente en nuestros vínculos de pareja.

Bert Hellinger nos enseña que podemos estar separados de la madre de diferentes formas, y muchas veces, sin que sea por nuestra culpa. Es un destino que nos separa de nuestra madre y/o de nuestro padre; y así, un gran dolor queda como congelado en nuestro interior más profundo.

 

Captura de pantalla 2019-05-10 a la(s) 10.47.27

Su observación es que en casi todo ser humano se dio alguna vivencia en su infancia que lo ha separado de la madre, con consecuencias que han marcado su vida. Es decir, la separación de la madre es un trauma que se puede originar en la infancia; y sus consecuencias se manifiestan como un impedimento para moverse hacia ella. Es como que uno tiene la necesidad de ir hacia la madre, pero como ha habido una experiencia que nos frustró en el pasado, nos queremos mover hacia ella y no podemos, porque estamos como congelados, paralizados.

Cuando se vivencia ese dolor profundo, interiormente el niño ser dice: no quiero saber más nada con mi madre. Ya no me acerco más a ella”. Y así es como vamos des-conectándonos de nuestras madres. Claro está que estos son procesos inconscientes, que ocurren en nuestro mundo interior.

Y ese pasado puede verse hoy en nuestros vínculos más íntimos, obstaculizándonos un verdadero acercamiento y contacto con el otro. Es como que necesitamos acercarnos, pero no podemos hacerlo, o nos quedamos esperando que el otro sea el que se acerca. Y quien ha vivenciado ese dolor profundo, ¿qué hace cuando el otro se acerca? Da un paso hacia atrás, se va como retirando. De esta manera, no es posible lograr un vínculo íntimo y duradero.

abandono de la madre

Hellinger también observó que este trauma no solo tiene éstas consecuencias en nuestros vínculos más significativos, sino además, en la profesión. Quién está en conexión con su la madre, es un activo trabajador que va al encuentro del trabajo y lo hace con gusto. Pero el que ha experimentado un movimiento interrumpido continuamente está mirando el reloj para ver si ya ha pasado el tiempo, a ver cuándo termina el trabajo. De esta manera, la persona quiere tomar y tomar y no puede dar.

¿Y cómo superarlo? Regresando a esa experiencia que nos frustró en ese momento de nuestras vidas. Realizando ahora ese movimiento que no fue posible en el pasado.

Cuando es posible regresar a ese momento interrumpido y acercarse finalmente a la madre, ese trauma puede ser superado.

Captura de pantalla 2019-05-10 a la(s) 11.00.28

 

 

“Con el simple hecho de dar a luz una madre ha hecho todo.
Aquello que da de más es un regalo”.

-Bert Hellinger

«Honra a tu padre y a tu madre»
Mc 7,10

 

Deja un comentario