La famosa y nunca bien ponderada sexualidad. Parte 9/9: Patologías vinculadas a la sexualidad

SEXO Y CONDON

El concepto de salud sexual va más allá del libre, consensuado y  respetuoso ejercicio de la sexualidad de una persona. Estos, ciertamente, son aspectos clave, pero hay más: se trata de conocer todas las enfermedades asociadas de manera directa o indirecta con la sexualidad, tanto desde el punto de vista físico como mental.

México es un país donde la educación sexual aún no forma parte de las políticas públicas, lo que trae aparejado el desarrollo de ideologías estigmatizantes al respecto. Ello se revela, como desinformación, y también como un mecanismo para el control social donde, por ejemplo, el libre ejercicio de la sexualidad se posiciona como una práctica nociva que conduce a la aparición de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Esto, claramente, es un error. Veamos qué son las ETS.

Dentro de las ETS más conocidas está el SIDA, asociado a la homosexualidad masculina. Sin embargo, esta asociación es contextual, no real. El SIDA no es una enfermedad de los homosexuales sencillamente porque el virus de inmuno-deficiencia-adquirida no distingue entre homo y heterosexuales; de hecho nos puede afectar a cualquiera sin distinción. El SIDA tampoco se contagia por la saliva ni por las lágrimas y el sudor, como algunos lamentablemente todavía piensan, sino sólo por el contacto sexual. La única forma de evitarlo es usando condón en las relaciones sexuales, y también basados en la confianza con respecto a la pareja, a través de realizarse chequeos y revisiones médicas de rutina, en tanto herramientas útiles para diagnosticar y, en su caso, tratar esta y otras enfermedades de transmisión sexual.

hands holding red AIDS awareness ribbon

El virus del papiloma humano (VPH) es también una de las ETS más comunes; de hecho, es la de mayor prevalencia en el mundo. Sin embargo es también el factor de riesgo más importante de cáncer cérvico-uterino y segunda causa de muerte en mujeres mexicanas. La prevención es sencilla: con una simple vacuna a niñas que no hayan tenido relación sexual alguna, éstas quedan protegidas; y posteriormente, una vez que hayan tenido relaciones sexuales, se recomienda la citología vaginal periódica. No obstante, hay una idea errónea al respecto que es la que señala que el VPH se contrae por tener muchas relaciones sexuales o por la promiscuidad, pero en realidad lo que está pesando en el fondo es la deficiente educación sexual en familias y escuelas.

CERVICAL CANCER VACCINE

La gonorrea es otra de las ETS más conocidas, es causada por una bacteria y su mayor prevalencia, según datos recientes del IMSS, se da en personas entre 18 y 30 años. La gonorrea es no obstante una enfermedad que también puede ser transmitida a través de la lactancia y el parto natural. Sin embargo, su tratamiento no es complicado: se cura con antibióticos y se previene con anticonceptivos de barrera física como el condón.

Como se ha visto, las ETS son prevenibles y tratables.

Y aunque casi siempre estas se acompañan de trastornos de depresión y ansiedad debido a la presión social estigmatizante que pesa sobre ellas, lo cierto es que existen opciones de tratamiento psicológico que pueden ayudar a vivir y a defender el ejercicio de una sexualidad libre. Muchas de las ETS ni siquiera son culpa directa de quien las sufre, lo que no impide que nos informemos sobre ellas y acudamos a una revisión periódica con especialistas para prevenirlas y tratarlas a tiempo.

En cuanto a las enfermedades mentales más comunes podemos decir, en primer lugar, que no se transmiten por contacto físico de ningún tipo. Se trata de enfermedades psicosexuales que por lo general se desarrollan cuando existe violencia, abuso sexual o maltrato en la niñez. Estos trastornos son conocidos como parafilias y se definen por una intensa y repetida eclosión de fantasías sexuales vinculadas generalmente a objetos no humanos, sufrimiento y/o humillación propio, o bien a personas –generalmente niños- que no consienten participar del juego sexual o de la propia fantasía. Una de las parafilias más conocidas es la pedofilia, y aquí vale la pena hacer la distinción entre pedofilia y relación sexual con un menor, pero consensuada, pues esta última, por más poco convencional que sea o nos parezca, al tener la anuencia de todas las partes involucradas, no entra en el orden parafílico.

Como se puede ver, este pequeño recorrido por las enfermedades de transmisión sexual y las enfermedades psicosexuales muestra lo importante de estar prevenidos e informados.

La salud sexual es eso, salud; y todas y todos tenemos derecho a ella, así como a la garantía de su acceso, prevención y tratamiento.

Young beautiful pair of lovers hug and kiss

Deja un comentario